Publicado en Bodas, Sesiones de Fotos, Vestido de Novia

La Boda de Nati y Manu

Cuando tienes el placer de conocer a personas como Nati y Manu, das GRACIAS, así con mayúsculas por dedicarte a esto del mundillo bodil…

Se casaron el 10 de Septiembre de 2016 en Cangas del Narcea, aunque su historia de amor surgió seis años antes en la Noche de los Fuegos de Gijón, fue su más bella casualidad, como dice Nati, pues ella es de Cangas del Narcea y Manu de Piedras Blancas. Casi cinco años más tarde, en los Bufornes de Pría y bajo las atentas miradas de todos los turistas que por allí había, Manu hincó rodilla en suelo y con anillo en mano le pidió matrimonio, evidentemente la respuesta fue un Si.

Fue entonces cuando empezaron a preparar su día, su gran día, en el que no dejaron nada al azar, ni el más mínimo detalle.

El vestido que lució Nati el día de su boda fue un regalo de sus padres, ella quería algo que se ajustase a su estilo y no dudó un sólo instante en acudir a la diseñadora Cristina Pascual, que también diseñaría el dos piezas que llevaba su madre y el tocado que llevaría en el momento del baile, ya que para la ceremonia lució una preciosa e impresionante corona de Tocados Burlesca , los pendientes eran unas “Rosas de Francia” pertenecientes a la madre de Manu, que lamentablemente dos meses antes de la boda falleció, por lo tanto llevaban una gran carga emocional. Los zapatos fueron regalo de las amigas de Nati, unas sandalias de Jimmy Choo en tonos dorados.

De la peluquería se encargó Nuria Velasco realizandole un recogido espectacular. El momento del maquillaje, pedicura y manicura fue uno de los momentos más especiales que vivieron Nati y su madre, ya que fue esta última quien se encargó de ello, pues regenta el Salón de Belleza Carmen imaginaros a la pobre qué nervios, eso sí, la dejó preciosa.

Manu iba vestido con un chaqué de tres piezas en tono azul, con corbata y pañuelo todo ello de la Sastrería Boutique Verano Ceremonias, los zapatos eran de Ángel Infantes y los gemelos y el reloj de pedida de Armani.

La ceremonia fue en el patio del Ayuntamiento de Cangas del Narcea, en la que hubo varias lecturas de sus amigos, una de ellas muy especial, de una de las mejores amigas de Nati y testigo del enlace, tomando un fragmento de “El Principito”, estuvo amenizada por la banda de gaitas “SON de Lletitariegos”. Como culminación final de la ceremonia, y como no podía ser de otra manera, siendo y estando en Cangas, hubo una pequeña “Descarga” a cargo de Pirotecnia Pablo, que sorprendió, sobre todo, a los invitados que nunca habían estado allí.

Posteriormente se trasladaron al Parador Nacional Monasterio de Corias, comenzaron con un cóctel en el que no faltó la Sangría de Sidra ni las Caipirinhas (típicas de las fiestas en Cangas) y amenizado por el Cuarteto Arpeggio. La cena todo un éxito que disfrutaron todos los comensales, Candy Bar con chuches, cupcakes y donuts, un Cigar Bar en el que no faltó ninguna clase de tabaco, incluso de sabores y para colofón el baile, que abrieron con “Time of my Life” de Dirty Dancing, una de las pelis favoritas de Nati y que seguramente todas las chicas, hemos intentado en alguna ocasión simular… La fiesta estuvo amenizada por un Dj de lo más “enrollado” incitando a todos los invitados a no parar de bailar, así que la fiesta se alargó hasta las siete de la mañana, ayudados de las chanclas (tanto para chicas como para chicos) que estaban preparadas para la ocasion, y con las divertidas chapas personalizadas.

Toda la decoración floral, tanto del Ayuntamiento, como del Parador y el ramo de la novia, corrieron a cargo de Flores La Plaza, que no pudo dejar rincones más bonitos.

Toda boda que se precie tiene que tener unos detalles a la altura de sus invitados, pues bien, mis haditas de El Botón Rosa prepararon unas lágrimas de felicidad para los momentos más emocionantes de la celebración, así mismo no podían faltar unas cestas en los baños con los imprescindibles para estar impecable hasta el ultimo instante. Los regalos que también prepararon con todo su cariño fueron unos Kit de Gin Tonic para los chicos, con su respectivo Kit Antirresaca, porque ya os decía en un principio que Nati y Manu habían pensado en todo, y para las chicas un Kit de Belleza Natural con jaboncito artesano, bálsamo labial y sales de baño, con su Kit Antirresaca también, todo ello personalizado con unas etiquetas ideales como toda la decoración e invitaciones. Para los peques un montón de brochetas de chuches y una mesa espectacular con juguetes de los de siempre (peonzas, yo-yos, combas…) y cámaras de fotos con las que hacer de paparazzis de los mejores momentos de la Boda. Nati tenía muchas amigas que habían sido mamás recientemente o lo iban a ser en breve, por lo que para ellas tampoco faltó un regalazo, una bolsita-saquito con un babero, una vela aromática con su etiqueta y un mini osito de peluche.

Para las fotos del gran día, así como para la Post Boda, que realizaron en el Aeródromo de La Morgal, contaron con Tatiana Fotógrafos que nos ha dejado estas maravillas para el recuerdo.

¿No os había dicho que en esta Boda no habían dejado nada al azar? Yo sigo pensando que estos dos son de anuncio, o no?

Anuncios
Publicado en Bodas

La Boda Sidrera de Paula y Pablo

Cuando conoces a Paula te das cuenta que es de esas personas que enganchan, su carácter dicharachero y su vitalidad se contagian al instante y sé de buena tinta que después de conocerme se enamoró de mi… aunque no pude estar presente en su boda, sí lo estuvieron el Sr. Carrito y una preciosa Mesa de Tabaco que mis haditas prepararon con todo el cariño que esta novia y su Pablo se merecían.

Paula y Pablo se casaron en la Capilla de nuestra Señora de La Providencia, en un enclave precioso de Gijón, con el mar Cantábrico como telón, si no la conocéis, os la recomiendo muy mucho. La ceremonia estuvo ambientada por el cuarteto Sedici Corde, que posteriormente puso su toque también en el banquete.

Paula llegó del brazo de su padre y padrino, vestida con clásico y precioso vestido de Rosa Clará, zapatos de Uterque, acompañando el peinado de Ana Peluquería, con un tocado de Celso Peluqueros y maquillada super natural por Beatriz Vivero, con ramo de Flores Lupe, que también se encargó de poner la capilla más bonita si cabe.

Pablo muy elegante de Emilio Yuste con prendido haciendo juego con la que en un ratito iba a ser su mujer.

Los niños de arras no podían ir más especiales, vestidos todos de Nanitos y la más pequeña con un cartel que la propia novia había preparado con todo cariño para la ocasión.

Una vez terminada la ceremonia, todos, novios e invitados se subieron al Autobús de la Sidra, ¿no me creíais cuando os adelantaba en el título lo de la boda sidrera eh? pues aquí tenéis la muestra, mientras todos los invitados disfrutaban del precioso día de octubre que lució en Gijón, subido a lo más alto del autobús, éste hacía su parada para que los novios escanciaran un culin a la salud de todos! ¿No es genial?

Llegarón de esta guisa a la Finca La Isla, otro enclave precioso que tiene este Gijón del alma, donde les esperaban las delicias que prepara el genial Marcos Morán de Casa Gerardo, regados con los cócteles de los chicos del Varsovia-GRG que también estuvieron presentes en la barra libre y como Djs ambientando el momento de bajar las calorías consumidas con anterioridad…

Mis haditas se encargaron de poner el toque dulce y viciosillo a la velada, llevando a mi adorado Sr. Carrito repleto de chuches y chocolates para deleite de los más golosos e instalando en la zona del jardín el rincón para los fumadores, con una bonita mesa preparada para dar rienda suelta a los viciosos de la boda.

Las preciosas fotos que inmortalizaron todo este bodorrio sidrero, estuvieron bajo el objetivo de Isabel Vivero Fotografía, a la cual no conocía, pero ya me he hecho fan de póster, pues saca la naturalidad de cada momento de una manera impecable…

Y hasta aquí la boda más sidrera del año!

Besitos.

Publicado en Bodas

La romántica boda de Victoria y Andrés

El 11 de Junio de 2016 amaneció un día brillante. Después de varias semanas lloviendo sin parar, el cielo asturiano nos dio una tregua y dejó que el sol saliese en todo su esplendor.

Mis haditas llevaron a “mini carrito” a la Catedral de Oviedo porque, allí, se casaba la pareja más romántica del mundo, Victoria y Andrés.

Llegaron pronto, colocaron a mini carrito frente a la entrada y esperaron a que los invitados fuesen llegando.

Andrés fue el primero en llegar, que guapo estaba! Vestido con traje y camisa de Armani y zapatos de Emidio Tucci. Acompañado del brazo de su madre que estaba espectacular con un vestido de flores, chaqueta gris plata y un tocado precioso, comenzó a saludar a sus amigos y familiares. Parecía bastante tranquilo aunque, supongo, que los nervios estarían a flor de piel.

fullsizerender_4Los invitados iban llegando y entrando en La Catedral para la ceremonia y, mientras, mini carrito, se moría de nervios de ser el primero en ver a Victoria bajarse del coche. Que tensión!

Justo a la hora marcada, un Jaguar clásico, regalo de un amigo de la pareja, entraba en la plaza de la Catedral para pararse delante de la puerta. Allí estaba ella. Nerviosa, sonriente y, absolutamente, preciosa.

fullsizerender_3Se bajó del coche de la mano de su padre y padrino, elegantísimo, y, ahí se pudo ver en todo su esplendor  lo maravillosamente guapa que estaba. Irradiaba felicidad en cada movimiento.

Con un vestido divino de Rosa Clará, zapatos de Manolo Blahnik, unos pendientes preciosos de herencia familiar, velo y horquillas de Vintage Bodas y anillos de Rocamar, estaba maravillosa. El maquillaje, a cargo de Marina Gómez, sutil y delicado, completaban el look. En la mano, un preciosísimo y delicado ramo de Peonías rosas de Pando Floristas que daban ese toque final que la hacía estar perfecta, como su mami que no podía estar más elegante.

Y que sonrisa!! No hay nada más bonito que ver a una novia sonriente, feliz y nerviosa. Y, así estaba Victoria que nos enamoró a todos en ese preciso instante en el que salió del coche camino al altar para encontrarse con Andrés.

FullSizeRender_5.jpg

La ceremonia fue preciosa, amenizada por el Coro Capilla Polifónica Ciudad de Oviedo que dejó aflorar alguna lagrimilla entre los asistentes con su fantástica actuación. Una vez finalizada todos salieron de la Catedral y fue entonces cuando “Mini Carrito” hizo de las suyas y lució todo lo que mis haditas prepararon bajo las órdenes de Victoria, botecitos de arroz, conos de confetti personalizados y un montón de pétalos de rosa para lanzarles a los recién casados a su salida.

Posteriormente se fueron al Palacio de Valdesoto donde se celebró el banquete de la mano de A Mesa Puesta, completado con una Mesa de Quesos en el cóctel y unos espectaculares callos en la cena servidos por Bar Camacho.

Para que veáis que no faltó detalle en esta boda, como digestivo posterior a la comida, un coctelero profesional estuvo sirviendo cócteles deliciosos y una maquilladora retocó a todas las invitadas que así lo precisaron, todo un lujo del que voy a tomar nota, porque una cuando se va de boda termina agotada y con alguna que otra ojera…

La tarde fue amenizada por DJ JC Eventos que hizo que todos salieran a la pista y no se perdieran ni un baile! esto suena un poco antiguo, pero ya sabéis que una tiene una edad… y como el novio Andrés Wes es un fantástico cantante asturiano, no podía menos que deleitar a su ya esposa, famila y amigos con una preciosa canción.

Posteriormente a las 12 de la noche, todos salieron a los jardines para lanzar en grupos unos farolillos de Loewe y disfrutar de los fuegos artificiales de mis amigos de Pirotecnia Pablo, con los que me encanta coincidir.

Las fantásticas fotografías son de Eduardo Suárez Fotografía que nos quedan para el recuerdo de momentos súper especiales… y del video se encargó Daniel Meana.

Y como colofón final a un día de ensueño la noche de bodas la pasaron en el Hotel  de la Reconquista, donde Victoria y Andrés descansaron para iniciar su luna de miel, no menos romántica, recorriendo la Costa Oeste de EEUU y pasando los últimos días en la Riviera Maya.

Pues hasta aquí esta preciosa boda que me ha dejado la posibilidad de conocer más a fondo a dos personas encantadoras, que os voy a decir también, que pronto serán tres, ya que la familia crece y dentro de poco tendremos entre nosotros a Bruno, el Bebé Botón de Victoria y Andrés para culminar un año súper especial para esta parejina encantadora.

Besitos.

 

 

Publicado en Bodas

La Boda de Laura y Fran

Cuando conocí a esta pareja no pude parar de reir, algo que se ha ido alargando en el tiempo cada vez que hablo con ellos, porque son realmente especiales y simpáticos, de esos novios que te quieres llevar para casa para ti para siempre…

Se casaron en el Restaurante Peñamea, donde tuvieron una ceremonia civil preciosa, amenizada por el Dúo Sonydos y acompañados de familiares y amigos de la infancia, de esos que siempre están al lado y nunca fallan.  De las alianzas se encargó la Joyería Carcaba, amigos de la pareja. Del Peñamea destacan sobre todo el trato recibido de todos y cada uno de sus empleados, de eso puedo dar fe, porque siempre que voy me tratan a mi y a mis haditas a las mil maravillas…

Tanto para la fotografía como para el vídeo, contaron con el equipo de Artenalón que lograron hacer desaparecer los nervios del momento, inmortalizando todos los detalles y dejándonos fotos para el recuerdo como estas.

 

Laura iba preciosa con un vestido de Rosa Clará, tocado increíble en tonos rojos realizado por las manos prodigiosas de Los Ojos Chiribitas, maquillada por Carmen Fernández de CFMaquillaje y peinada por Beatriz Cabal Estilistas. Para la decoración floral escogieron a Flores Trisquel que se encargó también de elaborar un precioso bouquet en tonos rojos.


Fran no iba a ser menos, y aunque tuve la oportunidad de verle momentos antes, todavía sin arreglar y la mar de tranquilo (mis haditas y yo no dábamos crédito porque nos moríamos de los nervios para que me dejaran bonita y reluciente), después apareció súper elegante con traje de Caramelo y los detalles de mis queridos Rosseta Pajaritas, que le hicieron para la ocasión los tirantes, el pañuelo y como no, una estupenda pajarita. Y como quería estar a la altura de la preciosa Laura, se puso bien guapote en manos de Chamorro Barber Shop.

La fiesta fue amenizada por el DJ Javi Bodas con quien ya tuve el placer de coincidir en alguna boda más el año pasado.

Y como colofón o más bien, según palabras textuales de los novios, (que me gusta a mi que me hagan estos piropos…) el Boom de la boda, fui yo, sí sí, yo, la caravana más cuqui que te puedas imaginar, haciendo las delicias de invitados y novios, porque también tuvieron su ratito de intimidad conmigo, que es algo que no me puede gustar más. Para la ocasión mis haditas me pusieron como siempre estupenda, pero me prepararon no con una, sino dos cámara instax para que los invitados no perdieran detalle, las colocaron en mi saloncito principal, junto al libro de firmas para que todos pudieran dejarles una foto y unas palabritas de recuerdo, en mi mesa de la parte exterior había otro rinconcito donde un tendal les esperaba para dejar allí colgado su recuerdo, es lo bueno que tiene el estar tan gordita, que luego tienes tantas localizaciones como quieras… El peloteo al trabajo de mis haditas lo dejo para otro momento, que luego se les sube a la cabeza y me vuelven loquita perdida.

Para los detalles de los invitados volvieron a contar con Rosseta Pajaritas con una pajarita para que vayan bien elegantes los chicos y un broche para las chicas con otro detalle de La Lata de Galletas

Después de todo, sólo me queda desear a esta pareja encantadora que sigan siendo así, que desde esta casa ya se les quiere un montón y que vengan a verme pronto…

Besitos.

 

Publicado en Bodas, Varios

Aquí tenéis MI SORPRESA!!

 

Lo sé, hace mucho que no os escribo. Perdonadme, de verdad.

Pero, es que no os imagináis que veranito llevo!!

Entre que mis haditas me tienen loca de aquí para allá, que no hemos parado un sólo segundo. No os imagináis la cantidad de bodas, cumpleaños, comuniones y eventos en general que hemos tenido!

Madre mía! Es que no hemos parado!!

Y, además, se ha juntado que, estas dos haditas estaban tramando algo y, en los ratos libres que tenía, me he puesto a investigar como loca porque, claro, ellas no sueltan prenda y, a mi, que me gusta un cotilleo no sabéis cuanto… me tenían en un sinvivir!

Así que, me he pasado un par de meses escondida por las esquinas… Y, con mi tamaño, esconderme es difícil, así que, la mitad de las veces me han pillado y he tenido que disimular diciendo que estaba atusandome las ventanas. Vamos! Que además de echarme miles de broncas por cotilla, no me he enterado de nada.

De nada, de nada tampoco. Si que las oí hablar hace unos días de maquillaje de caravanas, del cirujano, de hacer ejercicio en las patitas… Y, claro! Me puse nerviosísima!! Porque ya pensé que me iban a poner a dieta, a cambiarme el tono y a ponerme a hacer ejercicio… Y, claro! Con el estrés que llevo en esta época, como para ponerme a hacer dieta y ejercicio!!!

Estuve unos días muy nerviosa, tanto que, a una de las bodas que tuvimos, mandé a mi hermana pequeña, Fudi, porque yo no podía con el dolor de cabeza de pensar lo que me iban a hacer… Imaginaros lo mala que estaba!! Perderme yo un evento? Fue horrible!!

Pues bien, mis dudas se disiparon este sábado.

Cuando mis haditas se dispusieron a maquillarme mona para una boda y a buscar nuevos accesorios que combinasen con el evento… A una de ellas le sonó el teléfono y le dijo a la otra… Ya está llegando.

Ay! Menudos nervios!! Quién llegaba? Sería un cochazo grande y portentoso que me llevase en brazos a la boda? Sería un nuevo accesorio precioso que combinase con mi tapicería?

Madre mía!! Tardó 10 minutos en llegar. Pero se me hicieron eternos!!!

Cuando mis haditas, al unísono, gritaron: Aquí llega!!! Me tapé hasta las ventanitas para no verlo. Estaba tan nerviosa que no quería ni mirar.

Cuando, por fin, oí el ruido de un coche conocido, me decidí a mirar quien era el que llegaba y…

 

Era mi prima la del camping!!!

Madre mía!! Mi prima la del camping!! Hacía años que no la veía!

La última vez que nos vimos fue en el 91 en una fiesta que organizaron en su camping y a la que me invitaron. Qué bien lo pasamos aquel día!

Bueno, aquel día y todos los que estuvimos juntas!

Es un poco más pequeña que yo, es de 1982 (yo del 78 como ya sabéis), pero siempre hemos pasado los veranos juntas, en el camping.

Claro! Para ella (que es un poco de pueblo) yo era la prima super guay que llegaba de la ciudad y le enseñaba como maquillarse, como vestirse para ligar, como hablar con los coches molones que nos llevasen… Todas esas cosas de prima mayor, ya sabéis.

Pero, después del 91, a las dos nos dejaron abandonadas, como ya os conté AQUI  y nos perdimos la pista. Hasta el sábado!

No me puedo creer lo que han hecho mis haditas con ella! La han dejado preciosa!!

Obviamente no tanto como yo, pero bueno, la han dejado muy bonita, tengo que decirlo.

Aunque… Se parece sospechosamente a mi y, no se yó si, por juventud, tendré que empezar a mosquearme…

Pero vamos! Que estoy encantada de que mi prima la del camping haya venido!

Es la primera vez que ella viaja a la ciudad, porque siempre ha estado en el camping, así que… Le voy a enseñar todo lo que se puede hacer en las grandes ciudades, la voy a llevar a todas las fiestas que pueda y, por supuesto, pienso compartir con ella todos los eventos que tengamos.

Bueno, que ya me he liado a hablar… Queréis que os la enseñe?

El sábado ya se estrenó en una boda así que.. la vais a ver divina de la muerte!

 

Aquí tenéis a MI PRIMA LA DEL CAMPING!

 

 

Qué me decís? No está preciosa?

A que con unos arreglitos de nada no parece de camping?

Si es que mis haditas son las mejores!!

Dentro de poquito os enseño más cositas de ella, vale?

Y… Ya os contaré alguna que otra historia de las muchas que hemos vivido juntas.

 

Hasta pronto!!

Besitos!

Publicado en Bodas

La emotiva boda de Sara y Roberto

La emotiva boda de Sara y Roberto

 

 

 

El día que, mis haditas, conocieron a Sara y Roberto, se enamoraron de ellos por su simpatía.

El día que Sara me vió por primera vez, se enamoró de mi.

Y, el día que conocí a Sara y a Roberto, no iba a ser menos, y me enamoré.

Sara y Roberto son de esas parejas de las que te enamoras a primera vista y, ya, cuando les conoces, te enamoras mucho más- Irradian felicidad por donde quiera que pasan, amabilidad, ternura, y miles de sentimientos maravillosos se te agolpan cuando estás con ellos.

 

Hoy os voy a contar esta preciosa historia de amor que tuvimos en el día en que Sara y Roberto se dieron el Sí Quiero y, comenzó, el viaje más importante de sus vidas.

 

Empezamos?

 

 

 

 

El 11 de Julio de 2015, la Iglesia de San Félix de Valdesoto, preparó sus mejores galas para celebrar la Boda de Sara y Roberto que, con tanto mimo, llevaban preparando mucho tiempo.

 

Los invitados iban llegando y roberto les recibía, vestido con un traje de La Boutique Charmé de Oviedo, guapísimo y radiante, saludaba a todos a la llegada.

 

Llegó el momento, Sara se acercaba en un precioso coche antiguo granate, cortesía de unos amigos. Llevaba un vestido de Rosa Clarádivino, en blanco roto, con espalda y cinturón en pedrería. Peinada por Peluquería Ángela de Pola de Siero y maquillada por Patricia, también del mismo lugar.  Estaba preciosa!!!

 

Terminada la ceremonia, los novios dejaron que sus invitados se fuesen al restaurante a esperarles tomando algo y, mientras, se fueron con el fotógrafo Naredo Fotografía, al Palacio de Lieres a hacer unas fotos que dejarían constancia del amor que se profesan el uno al otro.

 

 

 

      Mientras todo esto sucedía, mis haditas estaban poniendome guapísima ya que, sería la sorpresa de los novios para todos los invitados.

Qué tensión! Siempre me pongo nerviosa antes de una boda y, más, sabiendo que los novios me querían tanto que no podía defraudarles, así que…. Mis haditas se esmeraron mucho en ponerme divina para la ocasión y dar lo mejor de mi en ese día tan bonito.

No me veis monísima? Yo me veo divina!! Y es que, cuando mis haditas se ponen…. Me dejan de Revista!!

 

La comida fue en el Restaurante Peña Mea y allí, a la puerta del salón, me colocaron mis haditas para que pudiesen disfrutarme los invitados.

 

Durante todo el día, las sorpresas que Sara había preparado para Rober, hicieron que él, no parase de llorar de emoción.

 

 

Sara le preparó un video super emotivo. Además, como hace ciclismo, le regaló una réplica suya en fofucha, que le encantó.

 

También hubo regalos para los invitados más cercanos:

 

A la abuela de Sara, su madrina y la Madrina de Roberto, les regaló un ramo de flores que, también hizo llorar a más de una, jeje.

Llegó la hora del baile y, de volver locos a los invitados con la música y divertirlos, se encargó Jc Eventos que, en cuanto empezó a poner música supe que iba a ser una gran noche porque mis patitas empezaron a moverse sin parar y me puse a bailar como una loca. Menudo artista!

   Aquí tenéis a los novios con el Súper DJ que amenizó su boda hasta altas horas de la madrugada

Y aquí les tenéis inmortalizando “su momento” conmigo.

No son adorables?

 

 

Bueno, pues, llegó “mi momento” y ese era durante el baile, para que los invitados pudiesen descansar un ratito y hacerse fotos en mi súper Photocall, allí estaba yo, preparada y emocionada para recibir a todos.

 

Queréis ver lo bien que se lo pasaron?

   Para que luego digan que no soy genial!! eh?

 

Si soy lo más divertido de las bodas!! ( Y no tengo abuela, jajaja)

 

Bueno, ni que decir tiene que, en la de Sara y Roberto me lo pasé taaaan bien que tuve agujetas en las bisagras durante una semana! Imaginaros lo que bailé y lo que disfruté con los invitados.

  Pues nada, sólo me queda dar las gracias a Sara y a Roberto por hacerme partícipe de algo tan bonito y especial. Por dejarme disfrutar de su boda y por quererme tanto como yo les quiero a ellos.

 

Os quiero mucho chicos!! Millones de gracias!!!